miércoles, 17 de julio de 2013

purificación,
limpieza,
purga,
ensamblarse como las transiciones del
amanecer,
atardecer,
anochecer,
hasta el pleno instante de agobio y saciedad
que conquista una vida entera
abarrotada de supervivencia
y la embebe en un segundo
permanente,
indefinido,
soberbio,
consiguiendo que rebrote
con entusiasmo y vehemencia
perdiendo el equilibrio
y volviendo a resurgir.


buen día mi rival,
gracias por estallar conmigo
y desadormecerme.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario