domingo, 28 de julio de 2013

Evocación

Una sensación de espera...
como si algo estuviese siempre a punto de comparecerse ante mi ,
como si el deseo, con el que vine al mundo, tomara coraje e intrépido corriera sin dirección,
por regiones inagotables de mi cuerpo.

Es casi como la sensación de un inminente estallido,
o acaso los instantes posteriores donde nada mas puede ocurrir 
o donde todo puede acontecer,
esa tensión
esa permanencia ávida,
codiciosa, 
un punto indefinible,
intacto,
absoluto,
cuando me significo en un impulso implacable,
enérgico,
feroz, 
a la deriva,
y curioseo sobre la idea de si existiese el alivio,
el consuelo,
brotando de lo intrínseco,
una  única certeza que me devuelve al inicio,
soy todo y nada a la vez,
una integridad nula, 
colmada e inhabitable, 
demorada y anticipada
desprovista de inscripción 
en la vida 
o en la muerte,
quien sabe.

2 comentarios:

  1. Un saludo grande
    he recorrido en parte las palabras de tu blog y me parecen muy positivas...a veces reencontramos esas mismas miradas entre líneas, de lo que es la vida, su esencia y de como podremos avanzar con todo lo que somos, pues nadie puede negarse a si mismo y por mucho que lo intente , algunos han muerto en ese caminar, siendo de pleno su vida , y como tal es valorable...todos venimos a recorrer un camino y cada quien esta llamado a redescubrir ese peregrinar personal, entonces somos responsables de todo lo que hacemos y vamos sembrando en la vida

    ResponderEliminar